Kiichiro Sato/AP

Tesla se mantiene pública después de que los inversionistas le dijeran a Musk: 'por favor no hagas esto'

Héctor Serrano | 25 Agosto 2018


Tesla seguirá siendo pública, dice Elon Musk.

Elon Musk ha abandonado su plan de hacer de Tesla una compañía privada, y dijo que los accionistas lo habían persuadido contra la idea. El fundador del fabricante de automóviles eléctricos sorprendió a los inversionistas a principios de este mes luego de twittear que estaba considerando llevar a la compañía, que salió a bolsa en junio de 2010, en forma privada.

En una declaración en la noche del viernes, Musk anunció que había decidido no hacerlo debido a los comentarios de los accionistas, incluidos los inversores institucionales, que dijeron que tenían reglas internas que limitaban la participación que podían tener en una empresa privada.

El movimiento detiene un proceso puesto en marcha por Musk en una publicación de Twitter el 7 de agosto. La reversión es el último revés para la compañía, que ha luchado con los desafíos de producción para su primer automóvil de mercado masivo, el Modelo 3.

"Sabía que el proceso de privatización sería un desafío, pero está claro que consumiría más tiempo y distraería de lo previsto inicialmente," escribió Musk en una declaración que Tesla publicó en el blog de la compañía poco después de las 11 p.m. "Después de considerar todos estos factores, me reuní ayer con la junta directiva de Tesla y les hice saber que creo que la mejor opción es que Tesla siga siendo pública," dijo.

Musk agregó además que después de las consultas, se reunió este jueves con el Consejo Directivo, y les comunicó la decisión final de "mantener pública" la empresa, algo con lo que el Consejo "estuvo de acuerdo".

El 7 de agosto, Musk twitteó que estaba "considerando tomar a Tesla en privado a $420 dólares". Siguió una gran especulación y el precio de las acciones fluctuó. Musk ha dicho anteriormente, en más de una ocasión, que prefiere compañías privadas a compañías públicas. Pero el camino para ir a lo privado no estaba del todo claro; Musk quería mantener a sus accionistas a bordo, aunque no era obvio cómo estructurar tal transacción. Parte de la motivación de Musk para mantenerse público, dijo en un post, fue que sus accionistas institucionales tenían "problemas de cumplimiento" cuando se trataba de invertir en compañías privadas.

El magnate se enfrenta además a las preocupaciones de si la fábrica de la empresa en Fremont, California, cuenta con suficientes fondos para aumentar la producción del Modelo 3 de forma sostenida y sustentar sus planes de crecimiento con la introducción de nuevos vehículos y nuevas infraestructuras.

Después de suspenderse su cotización, Musk envió una carta formal a los empleados de Tesla en la se explicaba que la decisión de retirar de la Bolsa a la compañía no era final y enumeraba las razones por las que se planteaba el cambio.

VISITA NUESTRAS CATEGORIAS