Un estudio concluye que dormir demasiado está relacionado con un mayor riesgo de enfermedad y muerte

Héctor Serrano | 05 Diciembre 2018


Demasiado sueño puede ser malo para el corazón.

Un nuevo estudio sugiere que dormir demasiado puede ser malo para el corazón, debido a la cantidad de tiempo que una persona duerme se ha relacionado con su riesgo de enfermedad cardiovascular y muerte prematura.


La investigación, publicada en el European Heart Journal, examinó datos de 116,000 personas de entre 35 y 70 años de 21 países diferentes. Luego de un período de seguimiento promedio de casi ocho años, los investigadores registraron 4381 muertes y 4365 "eventos cardiovasculares mayores".


Las personas que durmieron más de ocho horas tuvieron un mayor riesgo de morir o desarrollar enfermedades del corazón o de los vasos sanguíneos en el cerebro en comparación con quienes durmieron entre seis y ocho horas.


El equipo de investigación encontró que las personas que duermen más de lo recomendado (para los adultos es de seis a ocho horas por noche) aumentaron el riesgo de eventos cardiovasculares mayores, como apoplejía o insuficiencia cardíaca, así como la muerte hasta en un 41% .


De acuerdo con la investigación, por cada 1,000 personas que duermen entre las seis a ocho horas recomendadas por noche, 7.8 desarrollan enfermedad cardiovascular o mueren cada año.


Pero una razón posible de esto podría ser que las personas tienen afecciones subyacentes que les causen sueño, lo que a su vez puede aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular o mortalidad, explicaron los autores del estudio.


"El sueño es esencial para la salud humana, y las personas pasan aproximadamente un tercio de sus horas durmiendo. Se considera cada vez más como un importante comportamiento de estilo de vida que puede afectar la enfermedad cardiovascular (ECV) y la muerte," escribió el equipo dirigido por Chuangshi Wang, un estudiante doctorando en McMaster y Peking Union Medical College en China.


“La siesta diurna se asoció con un mayor riesgo de eventos cardiovasculares graves y muertes en personas con [más de] seis horas de sueño nocturno, pero no en personas que duermen [menos de] 6 horas por noche”, dijo Wang, aclarando que los que duermen menos de lo recomendado, “una siesta diurna parecía compensar la falta de sueño por la noche y mitigar los riesgos," explicó Wang.


Los estudios previos sobre este tema se han llevado a cabo principalmente en América del Norte, Europa y Japón. El nuevo estudio ofrece una imagen global.

VISITA NUESTRAS CATEGORIAS