El cambio climático conducirá a la escasez de cerveza y alzas de precios

Héctor Serrano | 15 Octubre 2018


El cambio climático podría provocar una escasez de cerveza, de acuerdo con un estudio.

El cambio climático causará problemas en la producción de cerveza en las próximas décadas debido a que afectará el rendimiento de la cebada, el principal grano usado para elaborar la bebida alcohólica más popular del mundo, según un estudio publicado el lunes.


El aumento de la temperatura global llevaría a una reducción de entre el 3% y el 17% en las cosechas de cebada, según la investigación publicada en la revista Nature Plants. Menos cebada significará escasez de cerveza y subidas de los precios. En el peor escenario, China sufrirá la mayor escasez de este siglo, seguida de Estados Unidos, Alemania y Rusia, señaló.


Los precios subirán más en Irlanda, Italia, Canadá y Polonia. Durante los eventos climáticos extremos, los precios de una botella de medio litro, aumentarán en Irlanda desde cerca de 2.50 dólares hasta los 5 dólares.


Dabo Guan, profesor de economía del cambio climático en la Universidad de East Anglia y autor principal del estudio, dijo que los problemas con la cerveza palidecen en comparación con otros inducidos por el clima, como la seguridad alimentaria, los daños causados por las tormentas y la escasez de agua dulce.


El profesor Guan explicó: “Cuando el cambio climático realmente surta efecto, las poblaciones más pobres de los países en desarrollo serán las más afectadas debido a los problemas con la seguridad alimentaria. En los países desarrollados más ricos, también podemos experimentar algo de hambre, pero es nuestro estilo de vida el que se verá seriamente comprometido."


"Si hay escasez de bebidas alcohólicas, podemos sufrir problemas de estabilidad social, como 'el mercado negro'. Cuando hay escasez, a menudo pueden ocurrir actividades ilegales."


El estudio añade que esto implicaría un fuerte aumento en los precios de la cerveza y, quizás, a un período de inestabilidad social en algunos países. El objetivo de la investigación es demostrar que el cambio climático sí puede impactar el estilo de vida tanto de consumidores como de productores.


El trabajo concluye que en los peores años la cosecha de grandes productores, como Alemania o Bélgica, se reducirá casi en un 40%. A finales de siglo y en el peor escenario, habrá sitios, como las tabernas irlandesas, donde una pinta podría casi cuadruplicar su precio.

VISITA NUESTRAS CATEGORIAS