Reuters

Amnistía Internacional dice que Venezuela vive la peor crisis de derechos humanos de su historia

Héctor Serrano | 22 Febrero 2018


El informe anual de Amnistía Internacional denunció torturas y detenciones arbitrarias en Venezuela.

Un informe de Amnistía Internacional señala que la emigración, el maltrato a los emigrantes, la escasez y las detenciones arbitrarias explicarían, en parte, la crisis que vive Venezuela. La organización publicó este jueves su reporte anual en el que se refiere a la situación de derechos humanos en 159 países.


"Las fuerzas de seguridad continuaron empleando fuerza excesiva e indebida para dispersar protestas," indica AI en el informe 2017/18 al referirse a las manifestaciones antigubernamentales que se desarrollaron entre abril y julio del año pasado y que dejaron al menos 120 fallecidos y más de 1000 heridos.


Desde el inicio de la crisis humanitaria y económica por la que atraviesa actualmente el país bolivariano, miles de personas han sido detenidas de forma arbitraria y se registraron numerosas denuncias de torturas y otros malos tratos, así como el uso de tribunales militares para juzgar a civiles y para perseguir y hostigar a defensores de los derechos humanos, agregó en el reporte.


“En lugar de hacer frente a la crisis alimentaria y de salud, las autoridades instauraron una política premeditada de represión violenta de cualquier tipo de disidencia”, destacó Amnistía. "Se han cometido delitos y tienen que ser investigados."


En los cuatro meses que lleva la protesta contra el presidente Nicolás Maduro "al menos 47 redadas ilegales en múltiples comunidades y viviendas en 11 estados del país," unos operativos que, dice el reporte, "se caracterizaron por el uso ilegal de la fuerza" y "detenciones masivas arbitrarias".


La grave crisis económica que vive el país se refleja en la hiperinflación y escasez de alimentos y medicinas, problemas que la oposición atribuye a deficientes medidas oficiales pese a que Maduro les devuelve la responsabilidad diciendo que son producto de una guerra económica de empresarios y sus adversarios.


Amnistía Internacional señaló que el debate pacífico entre el oficialismo y la oposición que tuvo inició a fines de 2017 en República Dominicana, no ha producido grandes avances en cuestión de derechos humanos.

VISITA NUESTRAS CATEGORIAS