AFP/Getty Images

Esta investigación sugiere que la personalidad tiene un efecto mayor en el éxito que el coeficiente intelectual

Héctor Serrano | 02 Noviembre 2017


Si eres tan inteligente, ¿Por qué no eres rico?

Qué parte de la diferencia entre los ingresos de las personas puede vincularse al coeficiente intelectual de alguien exitoso? Una investigación realizada por el economista ganador del Nobel de Economía James Heckman sugiere que las personas piensan que el 20% a 50% del éxito se debe a la inteligencia de una persona en términos de intelectualidad. Pero los datos científicos sugieren otra cosa. La intelectualidad tiene relación con el éxito en solamente 2%.


Entonces, si el coeficiente de inteligencia es solo un factor menor en el éxito, ¿qué es lo que separa a los que ganan poco de los que tienen poco? O, como dice el refrán: “Si eres tan inteligente, ¿Por qué no eres rico?”


La ciencia no tiene una respuesta definitiva, aunque la suerte sin duda juega un papel. Pero otro factor clave es la personalidad, según un artículo de Heckman en coautoría en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias. Heckman descubrió que el éxito financiero estaba correlacionado con la escrupulosidad, un rasgo de personalidad marcado por la diligencia, la perseverancia y la autodisciplina.


Para llegar a esa conclusión, él y sus colegas examinaron cuatro conjuntos de datos diferentes, que, entre ellos, incluían puntuaciones de coeficiente intelectual, resultados de pruebas estandarizadas, calificaciones y evaluaciones de personalidad para miles de personas en el Reino Unido, los Estados Unidos y los Países Bajos. Algunos de los conjuntos de datos siguieron a las personas durante décadas, rastreando no solo los ingresos, sino también los antecedentes penales, el índice de masa corporal y la satisfacción personal con la vida.


El estudio encontró que las calificaciones y los resultados de las pruebas de rendimiento fueron marcadamente mejores predictores de éxito en adultos que los puntajes de coeficiente intelectual sin procesar, explicando que las calificaciones reflejan no solo la inteligencia sino también las "habilidades no cognitivas", algo que Heckman se refiere a cosas como la perseverancia, los buenos hábitos de estudio y la capacidad de colaborar, en otras palabras, la conciencia. En menor medida, lo mismo se aplica a los puntajes de las pruebas. La personalidad cuenta.


Heckman cree que el éxito depende no solo de la capacidad innata, sino de las habilidades que se pueden enseñar. Su propia investigación sugiere que las intervenciones en la infancia pueden ser útiles, y que la escrupulosidad es más maleable que el coeficiente intelectual. La apertura, un rasgo amplio que incluye la curiosidad, también está conectada a los puntajes de las pruebas y calificaciones.


El coeficiente intelectual todavía importa, por supuesto. Una persona con un IQ de 70 no podrá hacer cosas que sean fáciles para una persona con coeficiente intelectual de 190. Pero Heckman dice que muchas personas no logran ingresar al mercado de trabajo porque carecen de habilidades que no se miden en pruebas de inteligencia. No entienden cómo comportarse con cortesía en las entrevistas de trabajo. Pueden llegar tarde o no se visten apropiadamente. O en el trabajo, lo hacen obvio que no harán más que el mínimo, concluye Heckman.


Vía Bloomberg

Un testigo afirma que Enrique Peña Nieto recibió sobornos del Chapo por una cantidad de 100 millones de dólares

Mundo

Alex Cifuentes, asociado cercano a “El Chapo” Guzmán dijo que el narco pagó un soborno de 100 millones de dólares al expresidente mexicano Enrique Peña Nieto.

Héctor Serrano | 15 Enero 2019

Nestlé apunta a la eliminación de popotes de su marca

Trends

Nestlé pone fin a los popotes de plástico en sus productos.

Héctor Serrano | 15 Enero 2019

Amazon es ahora la empresa más valiosa del planeta

Trends

Amazon toma el lugar de Microsoft como la empresa más valiosa del mundo.

Héctor Serrano | 08 Enero 2019

VISITA NUESTRAS CATEGORIAS