‘La Rebelión de Atlas’, el libro que convierte a cualquier colectivista en libertario - Opinión

Héctor Serrano | 10 Abril 2019


"¿Quién es John Galt?"

Generalmente el frente político tanto de izquierda como de derecha confunde los diferentes y variantes conceptos ideológicos que podemos encontrar en el espectro político de nuestros días. El hecho de defender el libre mercado y la limitación del Estado en la economía acusará a sus promotores de ser de derecha. Por otro lado, si decidimos promover la legalización de las drogas y el matrimonio igualitario, se nos etiquetará de izquierda.


La verdad es que a diferencia de la izquierda y la derecha, cuya mente limitada les impide ver más allá de esas posturas tan cerradas, el libertarismo es una mezcla positiva de ambas posturas del espectro político. Podemos defender el libre mercado y el matrimonio igualitario por igual, pues es “El respeto irrestricto a los proyectos de vida de otros,” como definió Alberto Benegas Lynch, presidente de la Sección Ciencias Económicas de la Academia Nacional de Ciencias de Argentina, quien es promotor del libertarismo.


Vicious es un medio de comunicación libertario. Promueve las ideas de la libertad como principio primordial que debería existir y respetarse en una sociedad conformada por seres humanos racionales. Nuestras propuestas se basan generalmente en una limitación del Estado en la economía, y mercados completamente libres operados por personas libres.


Entre los promotores de este pensamiento ideológico están principalmente la Escuela Austriaca de Economía, Students for Liberty, Mises Institute, Cato Institute, México Libertario, entre otros. Mientras que a nivel individual están Ludwig von Mises, Friedrich Hayek, Javier Milei, Gloria Álvarez, Juan Ramón Rallo, Antonella Marty, Vanessa Vallejo, entre otros.


Alisa Zinóvievna Rosenbaum, mejor conocida como Ayn Rand


Una de las indiscutibles y máximas expositoras del movimiento libertario en la historia es Ayn Rand, la filósofa y novelista estadounidense de origen ruso madre del objetivismo. Su contribución se basa en una serie de principios relativos a todos los aspectos de la vida como la política, la economía, el arte y las relaciones interpersonales.


Su obra más influyente, y donde plasma de manera lógica y narrativa su filosofía de una sociedad racional y objetivista se llama 'Atlas Shrugged' o ‘La Rebelión de Atlas’, libro que recientemente terminé después de casi 4 meses de lectura, pues es la novela más larga que he leído hasta el momento (sin contar historias de varios tomos como A Song of Ice and Fire o Harry Potter). Con 1792 páginas ‘La Rebelión de Atlas’, no es solamente una novela, es un libro de filosofía que explica la moral más óptima para una sociedad: la moral de la razón.


Es un libro cuya historia despedaza por completo la fallida moral que rige al mundo: aquella moral del sacrificio, la que nos dice que nuestra vida existe para vivir solamente por los demás, y que la necesidad de las personas es suficiente para considerar como válido nuestro sacrificio personal como un derecho para los demás.


Según su autora. el ser humano es un fin en sí mismo y no el medio para los fines de otros, pues la moral actual constituye en que es moral vivir por el esfuerzo de los otros pero es inmoral consumir nuestro propio trabajo; inmoral ganar, pero es moral vivir a costa de los demás; malo obtener ganancias mediante nuestro logros, pero es bueno beneficiarse del sacrificio ajeno, y esa es la moral que Rand cuestiona en su Magnum Opus.


Publicado en 1957, 'Atlas Shrugged' está ambientado en una Nueva York de 1960


El libro plantea situaciones en donde esta moral del sacrificio colectivo, de la emocionalidad, del falso altruismo y del misticismo presente en el mundo actual, lleva a un Estados Unidos a la decadencia, precisamente debido a esa falsa moral que nos obliga a dejar de pensar en nosotros mismos para pensar por personas menos capaces e incompetentes, con la excusa de que la búsqueda de la felicidad personal es un pecado.


A lo largo de la historia ocurren escenarios devastadores que generalmente son ocasionados por una intervención estatal desde una postura de la izquierda política, que es generalmente aquella que propone un bienestar general por encima del bienestar individual. Aquellos que afirman que la necesidad es suficiente para crear un derecho por encima de otras personas y que proclaman que su moral es la legítima y que por eso se debe imponer por la fuerza. Incluso en la novela existe, debido a esto, una Oficina Acondicionadora de la Moral.


Es por eso que Ayn Rand es una figura representante del libertarismo, porque creía que un individualismo ético según el cual el actuar en el propio interés es moralmente lícito frente a cualquier otro tipo de actividad individual; todo intento de controlar las acciones de los demás por medio de reglas corrompe la capacidad de las personas de trabajar libremente como miembros productivos de la sociedad.


Pero en la novela, lo que en verdad tiene arruinado a todo el mundo es el socialismo y la aplicación del llamado “decreto 10-289”, que consiste en establecer una economía planificada por un comité de ineptos que no saben absolutamente nada de economía y negocios, que no crean ni producen nada, pero se creen con la moral suficiente (validados por otros intelectuales de izquierda) como para decir qué, cómo, y a cuánto producir un determinado bien/servicio a través de mercados con oferta y competencia restringida y regulada.


Las consecuencias de la intervención y planificación de mercados como siempre son escasez, desempleo, huelgas, paro y pobreza.




Atlas, el titán que sostiene al mundo con sus brazos, es una metáfora para aquellas personas con ganas de vivir, creativas, productivas e innovadoras que son representadas por empresarios, industriales, científicos, inventores y artistas, quienes son en verdad las personas que sostienen al mundo tanto ficticio como real a través de sus ganas por hacer de este mundo un lugar mejor; cuya productividad apuntala la sociedad y cuya cooperación sostiene la civilización.


La antítesis de Atlas de acuerdo con Ayn Rand son aquellas personas que esperan recibir de los demás dinero, éxito, reconocimiento y amor por derecho de existencia, aún cuando no hacen absolutamente nada por ello más que promover la envidia, el odio y el resentimiento hacia las personas que hacen algo por existir.


A estas personas Rand las llama “parásitos” por su condición de aprovecharse de los honrados.


La filosofía de Ayn Rand plasmado en este libro, muestra cómo el capitalismo real, (sin restricciones, protecciones ni trabas, como el que muchos socialistas/comunistas confunden con clientelismo donde el gobierno protege de la quiebra a unos cuantos), a través del libre mercado, es el único sistema racional que genera riqueza y crea prosperidad para el mayor número de personas.


Es de hecho el capitalismo, el único sistema económico de organización social compatible con la naturaleza racional del ser humano, y las acciones colectivas del Estado sólo sirven para limitar las capacidades de la humanidad.


Quizá es por eso y más que este libro es el máximo responsable de convertir a un mayor número de personas a ser parte del movimiento libertario, incluyendo a ex-comunistas como Walter Block, quien es uno de los máximos exponentes del anarcocapitalismo en la actualidad.


Recomiendo su lectura ampliamente para cambiar la absurda e irracional moral colectivista que rige al mundo hoy en día.


“Juro por mi vida y mi amor por ella, que jamás viviré para nadie, ni exigiré que nadie viva para mí.”

30 fotos de las protestas de la Plaza de Tiananmen que China ha tratado de borrar de la historia

Historia

El 4 de junio de 2019 es el trigésimo aniversario de la sangrienta represión del Partido Comunista Chino contra una protesta en favor de la democracia en la Plaza Central de Tiananmen, en Beijing, la capital china.

Héctor Serrano | 04 Junio 2019

AMLO admite que sí ha polarizado al país

México

"Sí, yo he polarizado a la nación por ir contra la corrupción."

Héctor Serrano | 04 Junio 2019

Juez federal suspende las obras de la construcción del Aeropuerto de Santa Lucía

México

Gobierno federal acatará dictamen judicial sobre aeropuerto de Santa Lucía; AMLO dice que aún no hay obras.

Héctor Serrano | 04 Junio 2019

VISITA NUESTRAS CATEGORIAS